domingo, 1 de febrero de 2009

Linfogranuloma Venéreo (LGV)

¿QUÉ ES?
El linfogranuloma venéreo (LGV) es ocasionado por tres subtipos diferentes de la bacteria Chlamydia trachomatis que se diseminan a través del contacto sexual (Esta infección es causada por una bacteria diferente de la clamidia genital más común).
Los síntomas de LGV pueden comenzar desde unos cuantos días hasta un mes después de resultar infectado. El linfogranuloma venéreo es más común en Centroamérica y Suramérica que en América del Norte y se presentan unos cuantos miles de casos en los Estados Unidos cada año. El principal factor de riesgo lo constituye el hecho de tener varios compañeros sexuales.
La enfermedad comienza como una úlcera indolora en los órganos genitales masculinos o en el tracto genital femenino. A medida que bacteria se disemina, los ganglios linfáticos en el área se inflaman y se tornan sensibles. La piel alrededor del área a menudo es roja. Los ganglios linfáticos inflamados ( bubones) se rompen y drenan a través de la piel.
En personas que practican relaciones sexuales anales, la enfermedad puede afectar los ganglios linfáticos alrededor del recto (perirrectal). La infección con frecuencia está asociada con deposiciones con sangre, defecación dolorosa (tenesmo), diarrea y dolor abdominal bajo. Las mujeres pueden desarrollar fístulas (conexiones) entre la vagina y el recto.

SÍNTOMAS:

Los síntomas son similares para ambos sexos:

  • Ulcera pequeña e indolora en los órganos genitales



  • Hinchazón y enrojecimiento de la piel en el área de la ingle.



  • Ganglios linfáticos inguinales inflamados en uno o ambos lados.



  • Drenaje de los ganglios linfáticos inguinales.



  • Flujo de pus o sangre por el recto (sangre en las heces) .



  • Dolor con las deposiciones (tenesmo).

TRATAMIENTO
En cuanto al tratamiento, por supuesto el más importante de todos es el que ayuda a prevenir, y, en este caso, basta con la utilización de preservativos cuando se tienen relaciones sexuales.

La abstinencia, desde luego, es el método más efectivo.

Si ya ha habido contagio, será necesaria la administración de antibióticos, entre los cuales suele recurrirse a la tetraciclina, la doxiciclina y la eritromicina. En general la curación no presenta mayores complicaciones, aunque si existe riesgo de que se produzca un estrechamiento del recto o fístulas en la zona. Podría derivar en meningoencefalitis, pero esto es muy poco habitual.
A pesar de que hablamos de que es propio de ciertas zonas, no por ello debemos pensar que estamos fuera del área de riesgo. En los últimos tiempos se han registrado casos en países que no se hallan en dichas zonas, pero a los que ha llegado esta enfermedad a causa del crecimiento de los movimientos turísticos y migratorios entre países y del desarrollo del conocido como “turismo sexual“.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada