lunes, 26 de enero de 2009

Mejorar el diagnóstico de VIH es cosa de médicos

En todas las enfermedades además de la responsabilidad del paciente también es importante la de todo el personal sanitario, por ello la implicación de los profesionales en las enfermedades de sus pacientes es muy importante. Por ello como alumna de Enfermería publico este artículo periodístico para que seamos conscientes de que el personal sanitario tiene mucha responsabilidad. Y en algunos casos debería sensibilizarse e implicarse más en una enfermedad de transmisión sexual que afecta a muchas personas y mata también a muchas otras: El VIH/SIDA.



La elevada tasa de diagnósticos tardíos podría reducirse si, además de sensibilizar a los colectivos más afectados de la importancia de realizarse test del VIH, la 'prescripción' de esta prueba diagnóstica se incrementara de forma significativa por recomendación del personal sanitario cuando existan indicadores clínicos o factores de riesgo.

En 2007 se diagnosticaron en España 1.345 nuevos casos de sida (situando la cifra total en nuestro país en 76.386) y 3.500 de VIH. Sin embargo, la magnitud de la epidemia podría ser mucho mayor, llegando hasta los 150.000 infectados por el virus, si se tiene en cuenta que el 40 por ciento de las personas diagnosticadas en 2007 desconocía su estado serológico.

Esta cifra podría reducirse con la aplicación de una doble estrategia: por una parte, sensibilizando a toda la población, especialmente a los colectivos más afectados, de los claros beneficios de un diagnóstico y tratamiento precoces; y por otra, incrementando significativamente la oferta de test del VIH "por iniciativa del personal sanitario (de atención primaria, especializada o de otros dispositivos asistenciales), cuando existen indicadores clínicos o antecedentes de conductas o factores de riesgo", tal y como explicó el coordinador del Centro Sanitario Sandoval de la Comunidad de Madrid y vicepresidente de la Fundación para la Formación e Información sobre Tratamientos en el ámbito del VIH (FIT) durante la celebración de la conferencia "VIH en España 2009", celebrada en Madrid.

Por ello se remarcó la importancia de que, en primer lugar los médicos de primaria, como primer contacto con el sistema sanitario, y también distintos especialistas, se impliquen más y sean capaces de reconocer los marcadores clínicos de infección subyacente como por ejemplo dermatólogos a los que se les presenta un paciente con eccema seborréico, psoriasis o herpes zóster; hematólogos frente a una plaquetopenia; odontólogos con una leucoplaquia vellosa o, sobre todo, neumólogos con pacientes con tuberculosis a los que, por norma, siempre deberían recomendar la realización de la prueba del VIH.

Y es que, como comentó Mercedes Díez, del Plan Nacional sobre el Sida, "aun cuando se está recordando que se haga el test a todo el que tenga tuberculosis la realidad es que esto no se hace". Prueba de ello es que, como afirmó, el 6 por ciento de las personas a las que se diagnosticó VIH ya habían tenido tuberculosis. Algunos participantes hablaran incluso de una falta de sensibilidad y concienciación por parte de los profesionales, llegando incluso a plantear la posibilidad de convertirse esa actitud en una problema de mala praxis.


CONSECUENCIAS
Consecuencia directa de todo lo anterior es el hecho de que cerca del 40 por ciento de los casos VIH se diagnostica tarde (entendiendo por diagnóstico tardío cuando el paciente presenta menos de 200 linfocitos CD4), una cifra que además, no ha logrado mejorarse en la última década.

Uno de los muchos aspectos negativos de este hecho debido al grado severo de inmunodepresión que presentan es que "el 43 por ciento tiene criterios de sida frente al 10 por ciento de los que empiezan antes el tratamiento antirretroviral, tienen mayor número de eventos no-sida, peor respuesta virológica, una progresión más rápida y presentan peor pronóstico", dijo Gatell. Además, como señaló Antonio Antela, vicepresidente de la Sociedad Española Interdisciplinaria del Sida (Seisida), estos pacientes tienen entre 5 y 20 veces más posibilidades de fallecer que los que reciben diagnóstico antes, presentan más morbilidad, requieren mayor uso de recursos asistenciales y tienen más probabilidad de padecer síndrome de reconstitución inmune.


PROPÓSITOS PARA 2012
Por último, la secretaria del Plan Nacional sobre el Sida, Teresa Robledo, aseguró que a lo largo de 2009 está previsto que las nueve comunidades autónomas que carecen de registros sobre los nuevos casos de VIH/sida, se sumen a las ocho regiones que ya disponen de él para que en 2010 toda España cuente con un sistema de notificación y en 2012, con un registro nacional "estable y consolidado".



EL TEST DE VIH SE PODRÁ HACER EN FARMACIAS DESDE FEBRERO

Una de las medidas que el Ministerio de Sanidad va a poner en marcha para mejorar la detección precoz de la enfermedad es un proyecto piloto para practicar el test del VIH en farmacias. La idea es que esta iniciativa, que arrancará en febrero como proyecto piloto en 40 farmacias del País Vasco y Cataluña (20 en cada comunidad) y que durará hasta el 31 de diciembre, se vaya ampliando a otras autonomías, aunque primero hay que ver cuál es la respuesta", tal y como explicó la secretaria del Plan Nacional sobre el Sida, Teresa Robledo. En estos establecimientos, quien lo desee se podrá someter al test rápido del VIH, un análisis que, con un ligero pinchazo en el dedo, revela la presencia del virus en unos 15 minutos con una fiabilidad del 99,7 por ciento. La prueba será gratuita en Cataluña mientras que en el País Vasco se cobrarán sólo cinco euros, que es el coste del reactivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario